Embarazadas

Embarazadas

martes, 1 de julio de 2014

33° audiencia

En la jornada del miércoles 25 de junio de 2014 sólo se escuchó la declaración de Ana María Barletta, vicepresidenta académica y científica de la Universidad Nacional de La Plata y profesora de historia.
La audiencia comenzó con el planteo del abogado Juan José Losinno, defensor del imputado Claudio Raúl Grande, sobre un diálogo aparentemente sostenido entre él y el presidente del tribunal mientras el testigo José Luis Cavalieri aguardaba una pregunta. El abogado solicitó que quedara constancia en actas de dicho diálogo. Al final de la audiencia el planteo fue rechazado por extemporáneo. El letrado también indicó que aportó el legajo digitalizado de Estanislao Chiara Vieyra, a quien sindica como el verdadero Pablo, con quien dice que es confundido su defendido.
Por su parte, el defensor oficial ad hoc Martín Adrogué solicitó que se exhima al imputado Luis Orlando Perea de asistir a las audiencias, ya que debe ser intervenido por problemas de próstata.
En esta jornada también dio la nota el imputado Miguel Osvaldo Etchecolatz portando un cartel que aludía a Jorge Julio López. El tribunal ordenó retirárselo y que el Servicio Penitenciario ejerza un control adecuado sobre lo que los imputados ingresan en la sala de debate.

A continuación comenzó la declaración de Ana María Barletta, después de superar la oposición del defensor Losinno, quien objetó su testimonio por no haber sido testigo presencial de los hechos; solicitó que la testigo aportara su investigación por escrito. El tribunal rechazó la objeción.
Ana María se refirió a su actividad académica, describiendo un proyecto de investigación histórica sobre la Argentina reciente a cargo de un equipo de profesionales del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (IdIHCS) de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP.
En ese marco intentan relacionar tres momentos históricos, el período anterior la dictadura que se inició en 1976, el período dictatorial (1976-1983) y el período posterior. Indicó además que en ese marco intenta pensar la actividad social y política en la universidad.
Señaló que casi el 50 % de las víctimas contempladas en este juicio fueron personas relacionadas de un modo u otro con la UNLP (estudiantes, graduados, docentes, no docentes, autoridades) y que pertenecieron a distintas unidades académicas. Si bien no las enumeró, indicó que se trata de 62 víctimas, 10 de las cuales fueron asesinadas.
De la nómina de desaparecidos y asesinados de la UNLP, a la que se accede por un buscador en http://hosting2.unlp.edu.ar/derechoshumanos/, surgen 57 nombres:

Colegio Nacional
1.         Rubén Oscar Scognamillo: graduado.

 Facultad de Arquitectura y Urbanismo
2.         Ricardo Luis Dakuyaku: alumno.
3.         María Alicia Di Paolo: alumna.
4.         Alejandro Horacio García Martegani: alumno.
5.         Jorge Alberto Martina: alumno.
6.         Jorge Horacio Moura: alumno.
7.         Otilio Julio Pascua: alumno.
8.         Antonio Enrique Piovoso: alumno.
9.         Susana Beatriz Quinteros: alumno.
10.       Juan Enrique Reggiardo: alumno.
11.       María Rosa Ana Tolosa: alumna.

Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales
12.       Ignacio Manuel Cisneros: graduado. Secretario Académico.
13.       Jorge Oscar Galmes: alumno.
14.       Stella Maris Giourgas: alumna.
15.       Jorge Enrique Pérez Catán: alumno.
16.       Carlos Alberto Weber: alumno.

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
17.       Antonio Bautista Bettini: graduado. Abogado.
18.       Marcelo Gabriel José Bettini: alumno.
19.       Nina Judith Golberg: alumna.
20.       José Alfredo Pareja: graduado. Abogado.
21.       Elba Leonor Ramírez Abella: alumna.

Facultad de Ciencias Médicas
22.       Elena Arce: alumna.
23.       Luis Eduardo Sixto Bearzi: alumno.
24.       Stella Maris Bojorge: alumna.
25.       María Ilda Delgadillo: graduada. Médica.
26.       Raúl Alberto Depaoli: alumno.
27.       Nora Livia Formiga: graduda. Enfermera.
28.       María Magdalena Mainer: graduada. Médica.
29.       Domingo Héctor Moncalvillo: alumno.
30.       María del Carmen Morettini: alumna.
31.       César San Emeterio: graduado. Médico.
32.       Samuel Leonardo Slutzky: graduado. Médico.

Facultad de Ciencias Naturales y Museo
33.       Dardo Marcelo Cristino Benavides: alumno.
34.       Laura Susana Cedola: alumna.
35.       Esteban Rodolfo Cuenca: alumno. Antropología.
36.       Ana Inés Della Croce: alumna.
37.       Pedro Luis Mazzochi: alumno. Paleontología.
38.       José Manuel Monteagudo: alumno.
39.       Graciela Irene Quesada: alumna.

Facultad de Ciencias Veterinarias
40.       Octavio Alcides Barrenese: graduado.
41.       Héctor Manuel Irastorza: graduado.
42.       Félix Eduardo Picardi: alumno.
43.       Mario César Suárez Nelson: graduado. Médico Veterinario.

Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
44.       Carlos Esteban Alaye: alumno.
45.       Rodolfo Jorge Axat: alumno.
46.       Julio César Cagni: alumno.
47.       Laura Estela Carlotto: alumna.
48.       Miguel Ángel Lombardi: graduado. Profesor de Educación Física.
49.       Cristina Lucía Marrocco: docente. Psicología.
50.       Susana María Marrocco: graduada. Psicóloga.
51.       Liliana Pizá: alumna.
52.       María Seoane Toimil: graduda. Psicóloga.
53.       Nora Liliana Silvestri: alumna.

Facultad de Ingeniería
54.       Margarita Ofelia Ercole: alumna.
55.       Guillermo Marcos García Cano: graduado.
56.       Alberto Horacio Monaji: alumno.

Liceo Víctor Mercante
57.       Pablo Joaquín Mainer: graduado.

A ellos hay que sumar los de:

Facultad de Bellas Artes
58. Patricia Elsa Marta Milanta: alumna.

Facultad de Ciencias Médicas
59. Patricia María Pérez Catán: alumna.
60. Patricia Nora Rolli: alumna.

Facultad de Ciencias Veterinarias
61. Daniel Crescimbeni: alumno.

Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación
62. Juan Alberto Bozza

Ana María indicó que la política universitaria del gobierno militar comenzó con la destitución de las autoridades elegidas democráticamente y continuó con una serie de disposiciones internas, que continuando los lineamientos de leyes nacionales como las 21.232, 21.260, 21.274, 21.275 y 21.276, implicaron la modificación total de la actividad académica.
Con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976 la marina tomó el mando de la universidad y entre marzo y septiembre de ese año el Capitán de Navío Eduardo Luis Saccone se desempeñó como delegado interventor. El 14 de septiembre de 1976 entró en funciones el médico veterinario Guillermo Gallo como rector, quien se mantuvo en el cargo hasta fines de 1983.
También repasó las medidas tomadas en el ámbito educativo a nivel nacional y provincial durante el período, que significaron la censura y vigilancia extrema en toda la vida universitaria. Gallo compartió plenamente los ideales y objetivos de la dictadura, jactándose en su memoria de gestión de haber cerrado carreras, haber bajado el número de estudiantes y haber redimensionado negativamente la universidad. También se impusieron cupos y se modificaron las correlatividades, se redujo la investigación, la extensión y se cerró el comedor universitario.
Reseñó que las carreras de Cine y Antropología Social fueron cerradas; la de Periodismo fue limitada; se incorporó un arancel; cientos de trabajadores docentes y no docentes fueron cesanteados; cerca de 800 integrantes de la universidad fueron víctimas de la represión.
Recordó que el asesinato de Rodolfo Francisco Achem y Carlos Miguel el 8 de octubre de 1974 fue el inicio del período más negro para la universidad. Las autoridades renunciaron, la universidad se cerró y en noviembre de 1974 asumió como interventor Pedro Arrighi y destacó aquel día como el verdadero comienzo de la dictadura dentro de la vida universitaria.
En su investigación utilizó como fuentes los archivos de la universidad y las distintas facultades. También la información recopilada por la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en la que se hace patente la vigilancia constante sobre el mundo universitario. Asimismo, aquella dirección mantenía vínculos con otros órganos de inteligencia a los que remitía información solicitada sobre dirigentes, estudiantes, actividades académicas, políticas y de todo tipo dentro de la comunidad universitaria. Observó además que la DIPPBA en ocasiones contaba con más de un informe por actividad y que, si bien algunos tenían una redacción rudimentaria, otros estaban muy bien redactados y daban cuenta de que la persona que los confeccionaba estaba plenamente informada sobre el tema que tocaba.
Agregó que a partir de 1976 el control diario a las facultades se hacía con una supervisión permanente de documentos en la entrada de cada facultad; aquellos que habían sido cesanteados tenían el acceso prohibido.
Otro antecedente represivo fue la presencia desde 1968 de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) en las universidades de La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca. Su fundador, Carlos Alberto Disandro, se desempeñaba como profesor de lenguas clásicas en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP.
A pedido del defensor Losinno, el tribunal aceptó limitar el testimonio de Ana María.

La próxima audiencia fue convocada para el viernes 27 de junio a partir de las 9.00 hs. Se prevé la declaración de Omar Alberto Diessler, Elsa Beatriz Mattía de Torrillas, Néstor Daniel Torrillas y Roberto Luján Amerise.

No hay comentarios:

Publicar un comentario